Turquía finalmente suspende el fútbol y Bielorrusia inicia su liga con público

Tras muchas críticas, Turquía decide suspender la Superliga

Apuestas Noticias de fútbol

El Coronavirus ha frenado totalmente al mundo del fútbol. La gran mayoría de ligas en Europa y en Sudamérica se han suspendido, siendo realmente incierta la fecha de reanudación. No obstante, hay algunas ligas que no pararon el fin de semana pasado, destacándose los casos de Ucrania, México, Argentina y Turquía. Esta última se mostró rebelde ante las críticas sufridas, mostrándose firme en el hecho de jugar todos los partidos que resten de su torneo hasta mediados de abril.

La TFF cedió ante las presiones y el avance del virus

Debido a esa decisión, parecía que este fin de semana se iba a jugar otra fecha más de la Super Lig turca. Sin embargo, todo ha cambiado en las últimas horas, ya que la Federación Turca de Fútbol ha decidido paralizar el campeonato nacional.

Y lo ha hecho tras ser presionada a nivel europeo y sobre todo porque el tema del Covid-19 ha ido avanzando de manera gradual en el país.

A pesar de disputarse los partidos a puerta cerrada, muchos jugadores y entrenadores que participan en el certamen turco, se mostraron en contra de seguir jugando. Uno de ellos fue el experimentado técnico Fatih Terim, quién es una figura emblemática en el balompié otomano.

Huyó para salvarse del Coronavirus

Un caso puntual y llamativo en medio de la polémica decisión que tomó la Federación Turca de Fútbol fue el del volante nigeriano John Obi Mikel. El ex crack del Chelsea al ver que el campeonato se iba a jugar de forma normal, rescindió su contrato con el líder Trabzonspor y huyó rumbo a Londres para estar con su familia.

Para el jugador de 32 años, la vida está por encima del fútbol. Por ello, no se sentía cómodo en un momento tan crítico. Según el mediocampista africano, todos deberían estar en sus casas con sus familiares, siendo lo más lógico que se cancelará la temporada ante un panorama tan turbulento como el que vive el planeta en estos últimos días.

El talentoso volante nigeriano todavía tenía un año más de contrato con el Trabzonspor, quedando libre para buscar otro club en la temporada 2020-2021. Eso sí, la ruptura del vinculo se dio por común acuerdo y sin ninguna clase de complicación legal. De todas formas, la decisión tomada por el nigeriano es bastante lógica, ya que hasta hace algunas horas atrás el propio presidente de su ex club estaba de acuerdo con el hecho que el campeonato turco se siguiera llevando a cabo de manera normal.

Falcao también mostró su inconformidad por la continuidad del fútbol turco

Otro jugador que también se mostró disconforme con no haber suspendido las actividades futbolísticas fue el colombiano Radamel Falcao, quién actualmente está jugando en el Galatasaray. Para el delantero cafetero, la vida es más importante que el fútbol, dándole la razón a Obi Mikel y fustigando también la decisión tomada por los dirigentes del fútbol turco a lo largo de la semana pasada.

El Galatasaray fue el único club en Turquía que trató de paliar la situación, ya que envió a casa a todo el cuerpo administrativo que trabaja en el club. Y lo hizo para evitar al mínimo la interacción social. De esta forma, solo mantuvo a los jugadores entrenando, los cuales disputaron su último partido oficial el domingo pasado ante Besiktas (empate 0-0 que se dio tras jugarse a puertas cerradas).

Una liga rebelde que acaba de comenzar

Mientras todo el mundo ha paralizado sus competiciones por el tema del Coronavirus, un torneo acaba de comenzar en Europa Oriental. Sí, aunque parezca increíble, esto ha sucedido en Bielorrusia.

Hoy jueves acaba de arrancar la Vysshaya Liga, siendo el primer partido que se disputó el que jugaron Energetik-BGU y BATE Borisov. Este cotejo se disputó por horas de la tarde y el resultado vaya que fue sorprendente, ya que el local se impuso por 3-1 a pesar que no era favorito para ganar el cotejo. Basta saber que su triunfo pagaba una cuota de 9.50 por euro invertido para corroborar esta afirmación.

La semana que pasó ya se habían jugado varios cotejos de Copa con público en territorio bielorruso, más allá que se hubieran registrado más de 50 casos de Coronavirus en el país. Por ello, no sorprendió que Alexandr Aleinik, jefe de prensa de la Federación de aquella nación, informará que la temporada arrancaba con normalidad bajo el sistema primavera-otoño.

Tan solo queda esperar ver que decisión toman los directivos del máximo ente bielorruso para ver si se disputa la segunda jornada de la competición. Lo más llamativo y preocupante es que se jueguen los partidos con público a pesar de todas las recomendaciones dadas por los diversos organismos de salud a nivel global. De momento, los clubes han acatado con agrado la decisión de arrancar la temporada y no se han mostrado reacios a pararla.