18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

Paf dice presente en el patrocinio de un evento de Save The Children

El operador finlandés vuelve a formar parte de un proyecto solidario

Paf
Paf

La casa de apuestas deportivas Paf de origen finlandés, cuenta con una particularidad y es que gran parte de sus beneficios van a parar a actividades de tipo solidario y social.

Save the Children y Paf, juntos por una buena causa

En esta ocasión Save The Children ha organizado en colaboración con las asociaciones de disc gof, una recaudación de fondos para el Fondo Infantil, en la que Paf participó de una manera destacada al tratarse del patrocinador principal del evento, en el que las rondas jugadas se traducían en donaciones para los niños.

La gerente interina de Save The Children, Lotta Angergard, se emocionaba al considerar el evento tras su conclusión como un acto emocionante, agradable y también muy divertido.

En total participaron 277 personas que disputaron 485 rondas, y recaudaron unos 2.000€ que fueron a parar al Fondo para la infancia.

Los fondos de Paf son imprescindibles para la actividad

Lotta Angergard mostraba su satisfacción debido a la elevada cantidad de participantes que acudieron a disfrutar del día y a la contribución alcanzada. Ese dinero es importante para que Save The Children pueda desempeñar sus funciones. Por ejemplo, el presupuesto alcanzado en este día supuso el 20% del coste de 230 regalos que se entregaron el año pasado en Navidad a los niños.

Save The Children cuenta con presencia en 120 países en todo el mundo y su misión es lograr el bienestar de los niños y un mejor futuro para ellos, basándose como documento central en la Convención sobres los Derechos del Niño.

Save The Children formó parte de los inicios de PAF en el año 1966 y cada año recibe fondos del operador de juego con los que da realidad a sus proyectos.

Lotta Angergard añadió que Save the Children y PAF trabajan en cooperación a nivel internacional, y que sin los fondos provenientes de PAF pasarían verdaderos apuros para poder cumplir sus objetivos solidarios.