Melilla se propone como nueva capital de casas de apuestas online

Melilla: nueva capital fiscal en España

Casas de apuestas

La ciudad autónoma de Melilla ha lanzado su propio proyecto para atraer empresas relacionadas con el juego, de manera similar a como lo hiciera antes Ceuta con tan buenos resultados. El congreso denominado Win in Melilla ha sido inaugurado el 23 de octubre y pretende dar a conocer a las empresas las ventajas que van a encontrarse en esta ciudad. Las más destacadas son a nivel fiscal, como una bonificación del 50% en el impuesto de actividades sobre el juego, del 50% en sociedades, del 60% en IRPF, practicamente la totalidad del impuesto de Sucesiones y Donaciones o el 50% en impuestos de carácter municipal, entre otras muchas ventajas más.

Melilla ofrece ventajas fiscales y calidad de vida

Además de la fiscalidad, desde Melilla muestran otras características como las comunicaciones de las que goza la ciudad. Es el caso del aeropuerto en el que operan 2 compañías, Air Europa y Air Nostrum, que entre otros vuelos ofrecen cada día directos a Madrid y Málaga.

Win in Melilla también contempla ayudas a la contratación y a la inversión. No olvidemos que al igual que sucediera en Ceuta, la ciudad de Melilla está muy castigada por el paro y precisa de medidas urgentes y alternativas para poder combatirlo. Convertirse en un paraíso para las empresas de un sector concreto como en este caso el juego, es una posibilidad que además de generar trabajo lo genera de calidad y de mayores requisitos tecnológicos. Si el proyecto se desarrolla con normalidad y llega a buen puerto, no cabe duda de que las empresas del sector del juego van a convertirse en una salida profesional para muchos jóvenes a los que antes y tras sus estudios, sólo se les mostraba un futuro incierto dadas las escasas posibilidades melillenses.

En el pasado congreso del juego celebrado en la ciudad malagueña de Torremolinos, acudieron varios representantes de Melilla para conocer de primera mano las impresiones y sensaciones que sentían los responsables de las empresas del juego al conocer esta nueva posibilidad que apenas empezaba a abrirse ante sus ojos. Al comprobar la aceptación y las valoraciones positivas recibidas, el proyecto se dió el último empujón para salir adelante.