18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

Luckia manifiesta su firme apoyo a la hostelería

El operador está en contra de las duras normas aplicadas al sector hostelero

Luckia
Luckia

La compañía Luckia ha manifestado su apoyo total e incondicional hacia el sector de la hostelería, debido a las restricciones impuestas al sector por los Gobiernos central y autonómicos.

La hostelería española, en jaque

Como medidas para tratar de romper las cadenas de transmisión de la enfermedad, se ha decretado el cierre de los locales de hostelería independientemente de que ofrezcan servicios de desayunos, cafés o de ocio nocturno sin ningún tipo de distinción.

A los restaurantes se les ha permitido ofrecer un servicio de comida para llevar, pero con limitaciones y sin que puedan acogerse bares que se habían planteado vender pinchos o raciones.

Muchos bares no volverán a abrir sus puertas

Esta situación lleva al cierre forzoso de miles de bares de toda España, en una situación insostenible que llevará a muchos a cerrar de manera indefinida con la correspondiente consecuencia nefasta de cara a enviar trabajadores al paro y demás.

Ante este panorama son muchas las iniciativas de apoyo al sector hostelero que se han presentado a todos los niveles, desde particulares en internet con mensajes de apoyo, hasta los propios clientes aplaudiendo a camareros y empleados de los bares, manifestaciones en las principales ciudades o desde grupos políticos como VOX que han mostrado su total oposición a unas medidas que dejan desprotegido a un sector que genera riqueza y trabajo.

Luckia se declara fan del hostelero

Luckia se ha manifestado como un aficionado incondicional del hostelero, al que califica como un jugador incansable que lucha contra viento y marea por ganar el partido más importante de su carrera.

Luckia se ha unido a otras 30 empresas que se posicionan contra estas normas tan duras con el sector hostelero. El principal argumento del que hacen gala es que no existe ninguna evidencia que vincule a los negocios de hostelería con la propagación del virus, y mucho menos en momentos como los desayunos, almuerzos o los cafés de la tarde.

Otra queja muy frecuente está siendo la disposición total de la gran mayoría de negocios de hostelería por cumplir las normas. Los bares han pagado desinfectantes de manos, geles, mamparas, han hecho labor de policías velando porque los clientes cumplan las normas, y finalmente se les ha obligado a cerrar.

Todo esto cuando la luz al final del túnel se empieza a ver más clara y la farmacéutica Pfizer parece que por fin da evidencias de una vacuna de garantías que pondría fin a esta situación tan peculiar que nos lleva acompañando ya por 8 meses.