18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

Casas de apuestas

LeoVegas suspenderá las apuestas a deportes nacionales de Rusia y Bielorrusia

LeoVegas donó 500,000 coronas suecas a la Cruz Roja para apoyar el trabajo de socorro en Ucrania

Pablo Ruiz   5. marzo 2022
apuestas

El operador de juego líder en materia de casino y apuestas deportivas LeoVegas explicó a través de un comunicado que si bien nunca había aceptado clientes de Rusia o Bielorrusia, a partir de ahora suspenderá las apuestas en estos mercados en su intención de no prestar legitimidad a los equipos y ligas con sede en ninguno de estos dos países.

LeoVegas suprime apuestas a mercados de Rusia y Bielorrusia como crítica a su postura en Ucrania

El operador agregó que varias federaciones deportivas como por ejemplo la Euroliga ya ha prohibido participar a los equipos de Rusia y Bielorrusia en una gran cantidad de eventos internacionales, entre los que se encuentran los Juegos Paralímpicos, que anunciaron la expulsión de los equipos de Rusia y Bielorrusia, así como los órganos rectores del fútbol mundial y europeo.

Apoyo a Cruz Roja

A principios de esta semana, LeoVegas donó 500,000 coronas suecas a la Cruz Roja para apoyar el trabajo de socorro en Ucrania. Hoy, Parimatch Tech ha anunciado el retiro de su marca de Rusia en respuesta a la invasión perpetrada por las tropas rusas a manos de su líder Vladimir Putin.

El principal centro de desarrollo de Parimatch tiene su sede en la capital de Ucrania, Kiev. Esta semana también se ha visto el lanzamiento de la iniciativa Gaming Industry for Ukraine, que tiene como objetivo recaudar 250,000 libras para los afectados por la guerra. Hasta el momento, se han recaudado más de 150.000 libras esterlinas y se espera que la cifra siga en aumento.

Respecto a esta cuestión se está produciendo un debate en todo el mundo y también en España. Si bien hay muchas personas y colectivos que ven con buenos ojos expulsar a los equipos rusos de las competiciones, o de certámenes tipo Eurovisión, también hay quienes entienden que deporte y política no pueden ir de la mano, y que unos jugadores no son culpables de las decisiones que pueda tomar un político de su país.