18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

Casas de apuestas

Las apuestas en el Súper Bowl aumentaron un 116% con relación a la edición anterior

El volumen total de apuestas muestra un crecimiento del 116% respecto a la cifra del Super Bowl del 2020

Pablo Ruiz   13. febrero 2021
Los fans de los Tampa Bay Buccaneers celebran en el Riverwalk de Tampa ©imago images / ZUMA Wire, 10.02.2021

Las apuestas en New Jersey a la final del Super Bowl de este año se estima que alcanzaron los 117,4 millones de dólares, siendo las ganancias de 11,3 millones para las casas de apuestas. Las cifras salen del conjunto de 12 salas de juego físicas de Nueva Jersey y 21 aplicaciones de apuestas deportivas móviles.

Las apuestas del pasado domingo en la edición del Super Bowl LV en Nueva Jersey fueron más del doble que las del año pasado. Esto se concluye con los datos preliminares de apuestas de la División de Cumplimiento en el Juego del estado.

New Jersey dobla las apuestas en la Súper Bowl

Las apuestas en el Super Bowl de este año alcanzaron un total aproximado de 117,4 millones de dólares, con un pago total estimado de 106,1 millones, lo que supone unas ganancias para los operadores de juego de 11,3 millones, en una jornada extremadamente rentable en el sector,

La División de Juego fue el organismo encargado de darlo a conocer una vez contabilizados los datos a través de The Press of Atlantic City. El volumen total de apuestas muestra un crecimiento del 116% respecto a la cifra del Super Bowl del 2020, que fue de 54,3 millones de dólares.

Según la División de Juego, las cifras preliminares de ingresos estarían comprendiendo 12 locales de juego físicos de Nueva Jersey y 21 aplicaciones de apuestas deportivas móviles.

Mejora notable respecto al año pasado

El año pasado las estadísticas preliminares de apuestas, que fueron publicadas por los casinos de Atlantic City e hipódromos de Nueva Jersey, evidenciaron que las apuestas en el partido que enfrentó a los Kansas City Chiefs contra Los Angeles Rams en la Super Bowl, alcanzaron un total de 54,3 millones de dólares con un pago aproximado de US$ 58.568.699, según los datos de la División de Juego.

De ahí que la pasada edición resultase en pérdidas para los operadores con 4,28 millones de dólares en negativo, que visto en porcentaje sería -7,8%. Esas cifras preliminares de ingresos contemplaban a 10 casas de apuestas físicas de Nueva Jersey y 19 aplicaciones de apuestas deportivas móviles.