18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

La importancia de la información y las estadísticas a la hora de apostar

Cada apostante tiene sus tácticas, sus estrategias e incluso sus costumbres o manías al momento de efectuar una apuesta. Son muchísimas las alternativas en cuanto a sistemas y métodos que pueden utilizarse para ganar dinero con las apuestas deportivas, e inevitablemente se trata de un tema muy personal y subjetivo. Los gustos, los intereses y las ideologías influyen en las elecciones de cada uno, pero existen algunos factores que no deberían negociarse nunca: la información y las estadísticas.

En la actualidad, Internet pone a nuestra disposición una enorme serie de herramientas que nos permiten acceder a un sinfín de datos en la previa de un evento. A continuación haremos un repaso por muchos de ellos, pasando tanto por los más comunes y habituales pero también tocando aquellos que hasta podrían parecernos absurdos. Hasta el más mínimo detalle puede influir en el desenlace de un partido de fútbol u otro suceso deportivo, y aquí vamos a explicarlo.

La información

Después de elegir el evento, el lógico primer paso es comenzar a informarse sobre los equipos o personajes protagonistas. Resulta fundamental observar la clasificación, incluidos los goles a favor y en contra, y también el calendario para tener conocimiento acerca de las rachas que acumulan los intérpretes y la actualidad que tienen en otras competiciones (si es que las juegan). Una vez analizado esto, suponiendo que se trata de un partido de fútbol, vale indagar en las posibles alineaciones y las noticias relacionadas con el encuentro, así como las estrategias que suelen emplear los equipos en cuestión, cómo piensan los entrenadores, quiénes conforman el banquillo de relevos y cómo les suele ir a uno y otro tanto en condición de local como de visitante.

En función de lo anterior, es importante estar al tanto de los lesionados y los suspendidos que un equipo pueda tener, ya que esto es capaz de influir directamente en un resultado. Por ejemplo, pensando en un derbi entre Barcelona y Real Madrid, la situación no es la misma si el Barça presenta las bajas de Lionel Messi y Luis Suárez. De igual forma, las cuotas cambian en el caso que el Madrid no tenga en cancha a Cristiano Ronaldo. En un choque de semejante envergadura seguramente estas novedades sean de público conocimiento, pero puede no ser así en un duelo de menor repercusión.

Entrando ya en el terreno de los asuntos menos “convencionales”, podemos estudiar la influencia de factores anímicos; en el aspecto grupal y en el individual. Las condiciones meteorológicas también podrían hacerse sentir en un evento que se disputa al aire libre, con lo cual merecen ser tenidas en cuenta. Hay muchos equipos cuyo estilo de juego se ve seriamente afectado en caso de lluvia, nieve, viento o calor excesivo. Por último, otros temas que conllevan trascendencia tienen que ver con las circunstancias que atraviesan los clubes en lo institucional: por ejemplo, el retraso en el pago de los salarios o diversas crisis que pudieran surgir de problemas políticos.

Las estadísticas

El contenido estadístico debe separarse en dos grupos: lo actual y lo histórico. Siempre pensando en el fútbol, el primero nos lleva a investigar en torno a cada uno de los encuentros disputados por los equipos protagonistas, poniendo en la balanza puntos como la posesión del balón, la cantidad de tiros de esquina y saques de banda, las faltas, las tarjetas, las llegadas de peligro, los resultados luego del primer tiempo y cualquier otra coyuntura que pudiera darse durante un partido. Estos datos nos servirán a nivel general pero mucho más para algunos mercados puntuales como el Over/Under, el marcador correcto, el resultado al descanso y otros más.

En lo que refiere a la parte histórica, podemos empezar por los historiales; en tenis, frente a frente. Si bien está claro que un juego no se va a resolver por lo que haya pasado 10, 20 o 50 años antes, los antecedentes no deben ser subestimados. Son muchísimos los casos en los que las tendencias se mantienen con el paso del tiempo. Esto significa que las paternidades existen y que -a veces- evidentemente tienen influencia en la cabeza de los jugadores.

Consejos útiles

Para concluir es importante remarcar que toda esta información también está al alcance de las casas de apuestas, que cuentan con los profesionales más experimentados en sus filas y difícilmente se les escape algún detalle. Con esto queremos decir que el apostante debe ser muy preciso en sus selecciones y sus decisiones. Asimismo, necesitará mucha lucidez y un alto grado de frialdad para no caer en apuros y ansiedades (algo natural en jugadores novatos), inevitablemente contraproducentes en el corto, mediano o largo plazo, siempre dependiendo de la ocasión.

Un error muy común, sobre todo en los apostantes con menos experiencia, es minimizar el poder que tienen las armas mencionadas en este artículo. Sin embargo, no podemos perder de vista que, por mayor contundencia que éstas tengan, la información y las estadísticas no determinan nada. Solamente son un complemento para el exhaustivo análisis que debemos llevar a cabo si queremos efectuar una apuesta seria y responsable.