El Valencia ya tiene una alternativa para reemplazar a Bwin como sponsor principal

Bwin y el Valencia CF tenían contrato por 3 años

Bwin
Bwin

La nueva ley que el Gobierno tiene intención de aprobar tendría el fin de prohibir la publicidad de las casas de apuestas, lo que sin duda afectará a los clubes de fútbol y otros deportes que han firmado acuerdos de patrocinio con casas de apuestas.

En España todos los equipos de la Liga Santander salvo la Real Sociedad, por decisión de los socios, cuentan con algún tipo de patrocinio relacionado con una casa de apuestas ya sea a modo de patrocinador principal mostrando el logo en la parte frontal de la camiseta, o como otros patrocinios menos destacados.

Los clubes buscan nuevos patrocinadores

Por ese motivo los responsables de marketing y publicidad de los clubes están estos días inmersos en una gran actividad buscando alternativas para salvar este problema y encontrar otras empresas o entidades dispuestas a publicitarse mediante esta vía.

En el caso del Valencia su patrocinador principal es Bwin, una casa de apuestas que ha patrocinado a varios equipos de toda Europa como por ejemplo el Real Madrid. Desde el club valencianista se están manteniendo relaciones con Sailun Tyre para cubrir el lugar que dejaría Bwin, una empresa asiática que ya patrocina al club con 1.5 millones de euros figurando en la manga y en la ropa de los entrenamientos, pero que podría aumentar su imagen hasta convertirse en Main Sponsor.

En una situación similar, hace unos días anunciábamos que el Baskonia de baloncesto pasaba a llamarse TD Systems Baskonia, sustituyendo a Kirolbet en una situación idéntica a la que afecta a Valencia y Bwin.

Problemas financieros en el Valencia

Bwin y el Valencia CF tenían contrato por 3 años, y romperlo en estos momentos supone un duro golpe para el club que ya ha tenido que pedir a su máximo accionista Peter Lim, que incremente las cantidades que aporta para poder hacer frente a los gastos.

El Valencia en cualquier caso saldrá bastante perjudicado puesto que a la ausencia de los ingresos publicitarios de una marca como Bwin, que aporta unos 4 millones de euros por temporada, se une que este año no disputará competiciones europeas.

Hay un aspecto a tener en cuenta y es que lo antes que se aprobaría la ley sería en octubre, con lo que los acuerdos ya firmados podrían tener un año por delante en activo, aunque ni uno más.

Clubes deportivos, medios de comunicación, publicistas, redactores, blogueros, locutores o diseñadores, siguen a la espera de lo que sucederá finalmente puesto que la aplicación de esta ley supondrá un problema de cara a su futuro.

 

Visite la web de Bwin