El Tribunal Supremo limita la distancia física entre casas de apuestas

Más distancia en los locales de las casas de apuestas

Casas de apuestas

El Tribunal Supremo de España da el visto bueno de cara a una normativa que regule la distancia mínima entre casas de apuestas físicas, pero siempre que quede justificado en cada caso particular y por una causa concreta.

El juzgado número 6 de lo Contencioso – Administrativo, a raíz de una medida presentada desde la Generalidad Valenciana que pretendía imponer una distancia de al menos 800 metros entre casas de apuestas, dictó que no argumentaban suficientes datos y razones. Pero ahora el Alto Tribunal considera que siempre que queden especificados los motivos de manera pormenorizada y concreta, y no simplificarlo al mero posible interés general, podrán aplicarse limitaciones de este tipo.

El auto deja bastante claro que se exige la justificación en todos los casos y que las limitaciones en la distancia deben ser proporcionales a la situación particular que se de en cada coyuntura, y siempre que se trate de una razón de peso.

En el caso concreto del que ha derivado este acto por el que se exigía una limitación de 800 metros entre casas de apuestas de la Comunidad Valenciana, la justicia ha dictaminado que supone una limitación a la libertad de establecimiento, y que no se justifica lo suficiente de cara a la Ley de Garantía de Unidad de Mercado.

Restricciones al juego en Barcelona

Esta noticia sale apenas un mes después de que el Ayuntamiento de Barcelona en manos de Ada Colau, anunciase la moratoria de un año sin que puedan abrirse nuevos negocios relacionados con el juego en la ciudad condal, norma que afecta a locales de apuestas deportivas, casinos, bingos y similares.

Otra restricción que ha sufrido recientemente el negocio del juego en España ha sido la prohibición de apostar en eventos en los que de manera exclusiva o mayoritaria compitan menores de edad. El caso más claro lo vemos en los partidos de las selecciones sub 17, que ni en los locales de apuestas ni en las páginas web se publican cuotas para estos eventos.

El auge del juego y las apuestas no ha venido a España ajeno a la polémica y es habitual ver políticos y asociaciones protestar de uno u otro modo contra las casas de apuestas. La mayoría de protestas van dirigidas a regularizar la publicidad de apuestas en eventos deportivos, controlar que los menores de edad no tengan posibilidad de apostar y la distancia entre casas de apuestas físicas, pero también hay voces más críticas que exigen incluso la prohibición de esta forma de ocio.

La mejor recomendación, el control y el conocimiento

Al igual que sucede con otras actividades exclusivas para mayores de edad como las bebidas alcohólicas o el tabaco, por desgracia se producen en ocasiones casos muy negativos que derivan en patologías debidas principalmente a la falta de auto control, comportamiento impulsivo y falta de conocimiento sobre la actividad. Por eso es importante que este tipo de diversiones no sea más que eso, y siempre que se haga uso de ellas que sea de manera moderada y ocasional.

En el caso de las apuestas es recomendable llevar una gestión de banca que permita apostar ciñéndose a un programa basado en un presupuesto, en el que se definen las cantidades a jugar en función de los resultados y las posibilidades del jugador.