18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

Diez claves para empezar a apostar por Internet: el camino al éxito

¿Quieres finalmente sacarte las ganas de empezar a apostar online y no sabes cómo o no te animas? Aquí te contaremos lo que debes tener en cuenta para hacerlo responsablemente y con inteligencia, dos virtudes que seguramente te servirán en el difícil camino al éxito. No más preámbulos y vayamos al grano:

1. Compara casas de apuestas

Que la ansiedad no te lleve a escoger la primera casa de apuestas que se cruce por tus narices. Existe una serie de cuestiones que nos obligan a prestar atención antes de la elección. Algunos ejemplos de ello son la variedad de apuestas y deportes, las cuotas, el diseño web, la seguridad, las apuestas en vivo, los métodos para depositar y retirar dinero. Como no todos los operadores se ajustarán de la misma forma a tu perfil, te recomendamos que indagues al respecto para así dar con la alternativa ideal para ti. Una opción aconsejada y utilizada por muchos apostantes consiste en registrarse en varias casas para de ese modo aprovechar los beneficios de cada una.

2. Aprende los conceptos básicos

Si estás decidido a meterte en las apuestas deportivas es mejor que aprendas ciertos conceptos esenciales de este apasionante mundillo. Para empezar debes saber cuál es la diferencia entre una apuesta simple y una combinada, qué son las apuestas live, qué es el bankroll; qué son las cuotas, los bonos de bienvenida, la doble oportunidad, las apuestas con hándicap, las Over/Under, el stake, etc. La importancia de estar en tema con ciertos términos radica, entre otras cosas, en que podrás leer textos cada vez más técnicos y así aumentar tus conocimientos sobre la materia. Además, lógicamente, te servirá para entender mucho mejor la dinámica de este fenómeno que no detiene su crecimiento.

3. Apuesta sobre lo que sabes (y no lo hagas “porque sí”)

No te dejes llevar por la adrenalina que las apuestas deportivas pueden generar. Disfruta pero sin pasarte en ciertas cuestiones. Una de ellas pasa por los eventos elegidos para apostar. Te recomendamos que sólo apuestes en deportes y disciplinas que conozcas al 100%, y que te permitan estar informado. De lo contrario, estarás dándoles una ventaja muy grande a las casas de apuestas, ya que con esa mecánica podrás dar algún golpe ocasionalmente pero de ninguna forma prevalecerás en el largo plazo. Esta problemática afecta sobre todo a los apostantes más novatos, quienes se emocionan en exceso y terminan apostando simplemente “por apostar”, sin importar el evento, las condiciones ni las circunstancias.

4. Infórmate a más no poder

Este punto es probablemente uno de los más importantes a tener en cuenta a la hora de apostar. Dejar un detalle librado al azar puede salir muy caro, así que te aconsejamos que, una vez elegido el evento al que le vas a jugar unas fichas, investigues todo lo que gira en torno al mismo. Lee cuantas previas encuentres, chequea lesiones y sanciones, mira los últimos resultados de cada equipo (o cada jugador), observa los antecedentes y, en algunos casos, hasta puedes echarle un ojo al clima. Otro factor que influye, naturalmente, es el estado de ánimo y el estado de forma actual, tanto a nivel colectivo como individual. Si bien está claro que tener todo esto controlado no te asegura nada, también es verdad que -a largo plazo- te permitirá estar mucho más cerca del éxito.

5. Mantén la cabeza fría

El autocontrol es una característica fundamental para los buenos apostadores. El mundo del juego en general (y más aún con las apuestas en tiempo real) conlleva constantemente situaciones de adrenalina y tensión que exigen decisiones rápidas. Y si además de rápidas son inteligentes, mucho mejor. Es por ello que hacemos hincapié en la templanza, virtud clave para resolver las circunstancias más críticas con calma y frialdad. No olvidemos que estamos poniendo en juego nuestro dinero, de manera que una decisión en caliente podría resultar demasiado costosa.

Piensa varias veces antes de tomar una decisión; resuelve más con la cabeza y menos con el corazón.

6. Sé responsable y ordenado

El juego debe ser tomado como un mero entretenimiento. Esto te ayudará en varios aspectos: no te obsesionarás, cuidarás tu dinero y te mantendrás alejado de problemáticas como la ludopatía, que lamentablemente está cada vez más presente en nuestra sociedad. Saber cuándo parar es una capacidad que no todos tienen y que no sólo puede evitarte inconvenientes relacionados con la adicción. Retirarte a tiempo también puede ser la clave del éxito, ya que “más vale pájaro en mano que cien volando”. Otro punto para atender reside en el porcentaje del saldo que se destina a cada apuesta: si quieres ser serio, responsable y ordenado, no inviertas más del 5% por jugada.

Nunca apuestes fuera de tus cabales ni con tu estado de ánimo alterado por algún factor externo.

7. Aprovecha bonos y promociones

Este asunto está directamente relacionado con el apartado inicial. Registrarnos en más de una casa de apuestas nos da la oportunidad de obtener réditos de un mayor número de bonos y promociones. Los bonos de bienvenida siempre estarán presentados para cautivar al potencial cliente, pero debemos mirarlos en detalle y con lupa para no llevarnos ninguna sorpresa luego. En ese sentido, te aconsejamos que leas los términos y condiciones de principio a fin para determinar cuáles te convienen y cuáles no. Con las promociones sucede lo mismo, aunque la posición del apostante es distinta porque en ese momento ya está registrado en la casa de apuestas.

8. Utiliza las apuestas live con inteligencia

En este caso se potencian algunas claves ya desarrolladas anteriormente, tales como la importancia de apostar con responsabilidad y de meterse sólo en los deportes conocidos. En las apuestas live aumenta la adrenalina y la dinámica es mucho más intensa. Esto puede llevar a tomar decisiones tan rápidas como equivocadas, las cuales bien podrían conducirnos sin escalas a la bancarrota. Otra forma de ser inteligente con las apuestas en vivo tiene que ver con la posibilidad que éstas brindan para cubrir otra que está saliendo mal. Un ejemplo: si apostamos por la victoria al descanso y al final del Real Madrid ante el Barcelona, y al minuto 43 del primer tiempo el partido está 1-1, podemos acudir al vivo y apostar a que habrá más de 2.5 goles en total.

9. No subestimes ninguna apuesta

Por más bajas que sean las cuotas, no hay apuestas 100% seguras. Haz el ejercicio de pensar en tus dos o tres ligas preferidas y busca resultados sorpresivos. No tengas dudas que encontrarás varios en tu memoria y muchos más si buscas estadísticas en la web. Subestimar una apuesta y darla por hecha porque su cuota es de 1.15, 1.20 o bien 1.40 puede ser un error garrafal. Además, antes de hacer una inversión grande te sugerimos que analices la ecuación riesgo-ganancia: casi seguro desistirás de hacerla cuando te des cuenta que el posible beneficio está demasiado por debajo del riesgo que correrás.

10. Ten cuidado con las combinadas

Apostar 5 euros y llevarse 30 mil suena verdaderamente muy atractivo, pero lamentamos decirte que tus chances de lograrlo son mínimas. Las apuestas combinadas pueden ser un arma de doble filo, sobre todo para los jugadores primerizos. La tentación que genera sumar una selección tras otra y ver cómo se multiplican las cuotas entre sí es habitualmente contraproducente. Por eso, nuestra advertencia es la siguiente: no armes combinadas kilométricas (no más de 5 o 6), escoge selecciones sobre deportes que conozcas, estudia cada una como si fueran apuestas simples y opta por distintos mercados.