Conflicto entre los principales grupos accionistas de Sportium

Sportium
Sportium

Disputa en las altas esferas de Sportium por la propiedad de la marca. Sportium, actualmente una de las casas de apuestas más relevantes de España, está siendo el marco de una contienda entre sus dos accionistas principales.
Tanto Cirsa como Ladbrokes, cada una con un 50% del capital invertido, pretenden controlar esta casa de apuestas y ambas han recurrido a un tribunal de arbitraje para demostrar que tienen el derecho a adquirir la parte del otro.

El origen del conflicto se sitúa en el 11 de julio, cuando Cirsa (propiedad de Blackstone) recurrió ante el Colegio de Abogados de Madrid al entender que los términos del acuerdo inicial habían sido modificados al cambiar Ladbrokes de propietarios.

Al tratarse los nuevos dueños de un rival directo para Cirsa, esta marca decidió considerar el adquirir el 50% restante a un precio razonable.

Pero GVC Holdings, que adquirió Ladbrokes y por tanto Sportium, contraatacó el 10 de septiembre con una nueva demanda, alegando argumentos similares y que Cirsa había precisamente cambiado de dueños con la compra por parte de Manuel Lao, por lo que comparte las mismas exigencias que Cirsa.

El proceso se encuentra en su fase inicial y de momento se ha fijado el 3 de junio como fecha máxima para la presentación de alegaciones y documentos que cada casa deba demostrar si quiere conseguir su propósito.

Una disputa sin repercusión en los ingresos de la casa

En lo que concierne a la economía de Sportium, este conflicto de intereses no ha afectado negativamente al rendimiento de la marca, que vuelve a crecer aunque no de manera muy pronunciada. Este tipo de disputas de carácter empresarial no suelen afectar en un servicio en el que el cliente no percibe esa inestabilidad.

En cualquier caso, la relación no es tan convulsa ya que optar por las manos de un tribunal de arbitraje es más amistoso que hacerlo mediante la justicia ordinaria.

Visite la web de Sportium