18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

Consejos de apuestas

Cómo funcionan las apuestas cruzadas y cómo sacarles el mayor provecho

Andrés   1. febrero 2021

El atractivo mundillo de las apuestas cruzadas, también llamadas apuestas de intercambio, cuenta cada vez con un mayor número de adeptos. Para los más novatos y desprevenidos, vamos a dar una primera impresión de cómo funcionan las apuestas cruzadas. Se trata de una modalidad en la que las casas de apuestas operan como intermediarias entre dos usuarios que apuestan entre sí. Uno de ellos es el que establece la apuesta, oficiando de algún modo como casa de apuestas y colocándole naturalmente una cuota; y el otro es quien le juega a esa opción. Al primero se lo denomina “layer” (de lay) y al segundo, “backer” (de back).

Ejemplo práctico

Como en muchos casos, la mejor manera de entenderlo es con un ejemplo claro. El layer es quien coloca la apuesta en la casa de apuestas elegida. Vamos a decir que lo hace en Betfair, probablemente la gran referencia de esta modalidad a nivel mundial. Entonces escoge el partido de fútbol entre Barcelona y Real Madrid, y crea la siguiente jugada: victoria del Real Madrid con una cuota de 5 euros por cada euro apostado. Vale mencionar que el máximo permitido para apostar en las apuestas de intercambio suele ser de 50 euros.

Volviendo al ejemplo en cuestión, un segundo apostante (el backer) ve con buenos ojos la apuesta e invierte 20 euros. Si Real Madrid gana, el backer se lleva 100 euros (20 x 5). Paralelamente, el layer, que no hace más que apostar a la contra, necesitará un empate o un triunfo del Barcelona para llevarse el dinero que la otra parte haya decidido arriesgar.

Ventajas

Uno de los principales aspectos positivos tiene que ver con las cuotas y, por ende, con los posibles beneficios. Éstas son generalmente más elevadas por el simple hecho de que apostamos contra otro usuario y no contra la casa de apuestas, como ocurre en el modo convencional. En otro orden, las apuestas cruzadas nos permiten apostar a favor o en contra según la mejor conveniencia, de lo que a su vez se desprende el trading: jugarse unos euros por lo contrario a la apuesta inicial para cubrir potenciales pérdidas.

Los límites constituyen otro punto atractivo en materia de apuestas de intercambio. Con las apuestas tradicionales puede ser que algunos jugadores exitosos reciban cierto tipo de restricción o limitación. Esto no sucede en la modalidad que estamos desgranando por una simple y contundente razón: las casas de apuestas ganan una comisión por cada jugada, es así que no les afecta cuál de los dos apostantes resulta vencedor.

Desventajas

Por supuesto que no todo es maravilloso ni color de rosas. Las apuestas cruzadas también cuentan con sus lunares, empezando probablemente por la liquidez, un tema cuyo debate viene de larga data. Si no hay apostadores, esta forma de apostar no funciona, de manera que la falta de liquidez afecta considerablemente a su desarrollo y crecimiento. En España, por ejemplo, los usuarios sólo pueden jugar contra otros que residan en el mismo país. Todos los amantes de las apuestas de intercambio siguen esperando por la liquidez internacional, que sin dudas generaría un auténtico boom en el rubro.

En un principio, las apuestas cruzadas pueden representar cierta complejidad, sobre todo para los principiantes. Si bien conceptualmente no es algo imposible de entender ni mucho menos, como vimos, existen varios términos que deben aprenderse (trading, back y lay, por ejemplo) para meterse más de lleno en el funcionamiento e incrementar las chances de éxito. Otro asunto negativo es el de las comisiones que cobran las casas de apuestas. Suelen rondar el 5%, algo que no hace más que disminuir las ganancias de los apostantes.

Consejo final

Para concluir, resulta útil remarcar que esta clase de apuestas es mucho más propicia que las convencionales para perder el control. Esencialmente porque la posibilidad de ‘tradear’ está al alcance de la mano y es una obviedad que apostar a favor y en contra de varios eventos al mismo tiempo puede complicar nuestra economía. Asimismo, se trata de una modalidad en la que la experiencia puede marcar importantes diferencias. Por estos motivos, no recomendamos las apuestas cruzadas a usuarios novatos: si quieren probar suerte en este mundillo, lo ideal es comenzar por las apuestas tradicionales y de a poco ir entrando en contacto con la singular dinámica de las apuestas de intercambio.