18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

Cómo el estado de ánimo influye en los apostadores

En el mundo de las apuestas, sobre todo para los pronosticadores, el control del estado de ánimo resulta fundamental tanto para gestionar las ganancias como las pérdidas, algo que en principio puede resultar sencillo, pero que en la práctica es realmente complejo.

Todo pronosticador puede soportar perder una apuesta en el último momento, quizás también cinco, sin embargo, llegará un momento en que su cabeza se vea afectada y empiece a variar su conducta, por exitosa que haya estado resultando hasta ese momento, un error que todos los apostantes cometen.

Por esta razón, lo primero que se debe hacer antes de apostar es valorar como está uno anímicamente, en este aspecto, la vida privada de cada uno resultará fundamental. Encontrarse en perfecto estado anímico garantizará mejores análisis, y por lo tanto, mejores resultados a largo plazo. Así pues, antes de apostar sería recomendable realizar una valoración de nuestro estado anímico (mal, bien o muy bien), y en función del mismo, tender a ser agresivo en los pronósticos si se está bien, o defensivo si se está mal.

Durante las épocas de resultados positivo, se suele ver todo con mayor clarividencia, los picks (pronósticos) acertados aparecen casi sin buscarlos, sin embargo, tras una racha mala que ocasione dudas en la capacidad de uno mismo, resultará más complejo ver con claridad los pronósticos. Por este motivo, a la hora de seguir a un tipster profesional (pronosticador), es recomendable que mantenga una buena tendencia, ya que es más que probable que se encuentre en un mejor estado a la hora de realizar sus análisis.

Existen muchos detalles por los que se puede saber que el tipster no está en buen estado anímico y que está apostando con menos calidad de lo que acostumbra. En este punto, sería recomendable analizar las siguientes actitudes negativas de los pronosticadores cuando van perdiendo:

-Su stake

En épocas malas, muchos pronosticadores intentan forzar la remontada a base de subir el stake por encima de lo que suelen apostar habitualmente. Este error es muy común y resulta gravísimo, ya que el tipster estaría dando más stake a unos picks de poco valor, los cuales, en épocas buenas, no recibirían tanto stake.

-Su volumen de picks

Otra tendencia en épocas malas, consiste en realizar más pronósticos de lo normal para intentar recuperar las pérdidas. Este es otro error grave, ya que en épocas malas el ánimo suele ser peor y, por lo tanto, se debe estar todavía más convencido y seguro de cada pronóstico que se efectúe.

-La argumentación de sus pronósticos

Si se encuentra en una época mala y el tipster deja de argumentar sus pronósticos, pésima señal. El argumento sirve para muchas cosas, entre ellas, saber que existe un análisis concienzudo detrás de cada pick.