Cómo aplicar el Sistema Fibonacci en partidos de tenis

Consejos de apuestas

Creada por el matemático italiano Leandro de Pisa en el siglo XIII, la Sucesión de Fibonacci ha sido adaptada al mundillo del juego y, como en tantos otros casos, concretamente a las apuestas deportivas. Se trata de una sucesión infinita de números naturales que empieza con 0 y 1. En función de ello, cada número va surgiendo de la suma de los dos anteriores: 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34 y así sucesivamente. De todas formas, nos detenemos en 34 porque ése es el límite a la hora de su utilización.

Sistema Fibonacci en partidos de tenis

En lo que a apuestas refiere, la idea de Fibonacci consiste en pasar al siguiente número después de perder y regresar dos cifras hacia atrás luego de un acierto. En esta ocasión vamos a analizar una de sus posibles aplicaciones: apuestas en partidos de tenis.

Estrategia ideal para favoritos

La esencia de Fibonacci hace que sea una estrategia muy propicia para usar apostando a favoritos. Para llegar al mencionado límite de 34 unidades apostadas es necesario perder 8 apuestas consecutivas, algo probable desde el punto de vista matemático pero realmente difícil. Elegimos el tenis porque consideramos que el peso de los favoritismos es mayor al de otros deportes como -por ejemplo- el fútbol. La gran mayoría de las veces, los jugadores que parten como claros favoritos en la previa ganan sus partidos. Esto en el fútbol sucede, es cierto, pero las posibilidades de sorpresa están mucho más latentes.

Con relación a la cantidad de dinero que se le asigna a cada unidad, ésta la determina el propio apostante, dependiendo en definitiva de su estilo y sus circunstancias puntuales. De cualquier manera, es importante que las apuestas se realicen escogiendo a verdaderos favoritos, de lo contrario disminuirán notablemente las chances de éxito con Fibonacci.

Volviendo al tema del límite, resulta fundamental que éste exista para que al menos en alguna oportunidad pueda evitarse la bancarrota. Esto significa que, si se dieran los mencionados ocho errores en fila, habría que empezar nuevamente apostando 1 unidad. Asimismo, el límite puede alterarse según conveniencia, tanto para las ganancias como para las pérdidas. En ese sentido, hay quienes optan por la variante de retroceder sólo un paso después de ganar y hacerlo dos pasos únicamente luego de dos aciertos seguidos.

Ejemplos y práctica del Sistema Fibonacci en partidos de tenis

El aumento del stake tras la derrota apunta a que las ganancias siempre superen las pérdidas previas o bien que mínimamente quede todo equilibrado. Aunque claro, también se incrementan los riesgos que se corren. Algunos expertos aseguran que una de las mejores formas para aplicar el Sistema Fibonacci es en el fútbol, apostando por empates, de manera similar a lo que muchos hacen con la Martingala. Como ya explicamos más arriba, la adaptación al tenis tiene que ver con que este deporte da mayores garantías en sus resultados. Por supuesto que hay que tener paciencia porque los favoritos van de la mano de cuotas bajas, con lo cual los beneficios se obtienen moderada y paulatinamente.

Veamos un ejemplo para entenderlo mejor. Si empezamos apostando 1 unidad con una cuota de 1.50 y ganamos, obtendremos una ganancia de 0.50 (1.50 en total). Como ganamos, repetimos la apuesta de 1 unidad y, si perdiéramos, pasaríamos a un balance negativo de -0.50 en cuanto al beneficio acumulado. Ahí habría que apostar 2 unidades. Suponiendo que volvemos a perder, tendríamos -2.50 y llegaría el turno de poner 3 unidades en juego. Si en ese caso ganáramos con una cuota de 1.75, conseguiríamos un total de 5.25, de los cuales 2.25 serían ganancia y quedaríamos al borde de la recuperación.

Consejos y conclusión del Sistema Fibonacci en partidos de tenis

Esto demuestra que un solo acierto permite prácticamente salvar todas las pérdidas anteriores, algo interesante si tomamos en cuenta que, en el tenis, se dan muchísimo más los resultados lógicos que las sorpresas. A modo de consejo, una buena medida para reducir los riesgos consiste en la correcta y sensata elección de los partidos. Para ello hace falta un adecuado estudio previo, camino a través del cual es verdaderamente complicado equivocarse ocho veces seguidas.

En ese aspecto, una buena idea para empezar a probar el Sistema Fibonacci en el tenis radica en seleccionar algunos de los jugadores que conforman el Top Ten, siempre con atención a las rachas y los momentos que éstos pudieran atravesar. Está claro que no debemos limitarnos al Top 10, ya que a veces pueden darse casos atípicos de tenistas que por algún motivo están regresando de una inactividad y viven un gran presente, con lo cual su ranking se vuelve mentiroso. Lo cierto es que desarrollar esta estrategia apostando por los mejores no hará otra cosa que potenciar los avales y el respaldo para la buena salud de nuestro bankroll.

Leer artículo de las mejores casas de apuestas para apostar al tenis.

Visita el calendario de los partidos de tenis del 2019.