18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

Codere sube en bolsa un 16% tras confirmarse su refinanciación

Los tribunales británicos aprobaron la propuesta realizada por Codere

Codere
Codere

El operador de juego español Codere se encontraba en una situación económicamente delicada, pero los tribunales británicos han dado luz verde al plan de refinanciación que ha presentado.

Subida de las acciones de Codere un 16%

La noticia supone un estímulo para la compañía con su correspondiente traducción al mercado bursátil de una subida de las acciones un 15.93% este miércoles.

El Alto Tribunal de Inglaterra y Gales ha sido el artífice de esta subida al autorizar el plan propuesto por la compañía Codere a través de las filiales en Reino Unido, Codere UK y Codere Finance.

En la jornada del miércoles los títulos de Codere cerraron en 1.31€ cuando la jornada anterior su precio era de 1.13€.

El proyecto de refinanciación de Codere

En concreto la financiación se llevará a cabo en 2 tramos. El primero de ellos tendrá un valor de 85 millones de euros y su cometido será la dotación de liquidez a la compañía, y un segundo tramo adicional que alcanzaría los 165 millones de euros y que sería ofrecido a los bonistas para su posible suscripción.

Ante esta tesitura para los bonistas se presentan 3 escenarios. La 1ª posibilidad es la de suscribirse de manera proporcional los bonos existentes que tuviera cada uno.

Otra opción es que los acreedores tengan también derecho a suscribir más alto del importe a pro-rata que les hubiese correspondido si es que alguno finalmente no participa en la suscripción.

En tercer lugar, algunos miembros del comité de bonistas han llegado a un acuerdo para hacer el papel de suscriptores de último recurso, y de ese modo garantizar que el valor total de los nuevos bonos serán suscritos.

En el 2º tramo del plan de refinanciación compuesto por 165 millones, 108 millones son suscritos a pro-rata, mientras que el resto ha sido apoyado por acreedores a través de la sobresuscripción. El tercer escenario posible que sirve para asegurar que los bonos sean suscritos en su totalidad, aún no ha sido utilizado.