18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

Casas de apuestas

Codere recibió a integrantes de la Junta de Castilla y León en sus oficinas de Valladolid

Los anfitriones fueron Luis Miguel Cabeza de Vaca e Isidro Vallejo

Andrés   22. enero 2021
Reunión de gente de negocios ©imago images / agefotostock, 30.12.2020

El 18 de enero visitó las instalaciones de Codere, Máximo López Vilaboa, Director General de Relaciones Institucionales de la Junta de Castilla y León. Los anfitriones fueron Luis Miguel Cabeza de Vaca, Director de Relaciones Institucionales de la empresa, e Isidro Vallejo, Director de la Delegación del Grupo en Castilla y León.

Vilaboa pudo conocer las oficinas de Codere ubicadas en la capital de Castilla León, aunque por motivos de seguridad y precaución no pudo saludar a los empleados que trabajan en esas oficinas, ya que tanto la hostelería como los locales físicos de juego están cerrados en Castilla y León.

Se trataron temas de viabilidad del sector del juego

Los representantes de Codere confesaron su preocupación ante la situación actual y mostraron su interés en que la Junta de Castilla y León tome medidas fiscales que permitan sobrellevar los extensos períodos de inactividad que mantiene la empresa por la crisis internacional que se vive desde el pasado mes de marzo, y que en otras comunidades autónomas han supuesto un alivio a las empresas operadoras.

También se trató sobre la necesidad de agilizar los trámites administrativos que suponen serios contratiempos en la actividad. Además comentaron la posibilidad de que en Castilla y León se planteen nuevos métodos de pago, siempre en el marco de la normativa sanitaria y con los nuevos usos sociales en el resto de sectores económicos.

Esta visita a las oficinas de Codere de la ciudad vallisoletana, junto con la reunión de trabajo posterior, fueron impulsadas por el apoyo que la Dirección General de Relaciones Institucionales pretende prestar a la industria del juego, que vive momentos críticos desde hace meses como consecuencia del cierre de establecimientos y la incertidumbre sobre la situación económica, de la que dependen cientos de puestos de trabajo.