Betsson también apuesta fuerte por el mercado estadounidense

El operador sueco continúa con su proceso de expansión en Norteamérica

Betsson
Betsson

Que Betsson, el gigante sueco del juego digital, pretende situarse en lo más alto entre los operadores en el sector del gambling es un hecho.

Sus recientes contratos de patrocinio de clubes deportivos y la política expansionista llevada a cabo en Estados Unidos son muestras de las intenciones de tutear a otros grandes operadores internacionales.

Betsson mira a los Estados Unidos

Ahora en Estados Unidos sus intenciones son las de buscar socios para ofrecer apuestas deportivas presenciales y online, lo que supone un cambio en la estrategia de este grupo que siempre había priorizado el suelo europeo, pero que ahora ve en los Estados Unidos un mercado atractivo, emergente y lleno de posibilidades.

El Diretor Ejecutivo de Betsson, Pontus Lindwall, declaraba que la vía estadounidense era en la práctica la opción más rentable para aplicar la tecnología que utiliza Betsson.

Competencia con otros operadores

Respecto al cruce de intereses que se hace inevitable con el proveedor de tecnología Kambi mucho más asentado en los Estados Unidos, el propio Pontus Lindwall afirmaba sentir mucho respeto por dicha compañía y por los productos que incorporan a los mercados.

Pero sin tapujos afirmaba que no es la primera vez que se topan en un mismo escenario y que desde Betsson han sabido entender a los clientes y aportarles algo diferente adaptándolo a sus necesidades. Por ese motivo no sentía preocupación de cara a una situación competitiva entre Betsson y Kambi.

Betsson en el estado de Colorado

En el estado de Colorado, Betsson durante el segundo trimestre de 2020 ha registrado unos ingresos cercanos a los 25 millones de dólares, con una tasa de retención del 6.9%. Es un dato muy positivo para la compañía que demuestra que su papel dentro del mercado no es secundario.

Las intenciones en Colorado van más allá y Betsson anunció este mismo verano que abriría una casa de apuestas para los primeros meses del 2021. Se espera que este estado sea un marco de competición con el resto de operadores, lo que servirá de experimento para ver realmente el alcance y la posición de Betsson.

Lindwall indicaba que lo mejor para Betsson era lanzar una casa de apuestas son su propia tecnología B2C aunque afirmaba que la estrategia de la compañía es potenciar el B2B.

Betsson tendrá una dura batalla en Colorado ya que es un estado muy atractivo para las empresas por sus bajos impuestos y por no contemplar ningún tipo de restricción en el acceso móvil.

El Marketing también juega en Colorado

Esto hace que un gran número de marcas del sector del juego hayan decidido ofrecer sus productos en Colorado, lo que deriva en una nueva batalla esta vez en el terreno del marketing, debido a todas las opciones que los apostantes tienen a su alcance.

Sobre esta cuestión de tipo comercial, los Broncos de Denver confirmaron contratos de patrocinio con 3 empresas del sector del juego.

Lindwall no se pronunció en asuntos comerciales y de marketing, pero sí señaló que quedaba otro frente a tratar que era el del casino.

El casino de Betsson también juega en Colorado

Betsson cuenta con su propia plataforma de casino y gracias a ella se podría complementar la oferta B2B de cara al futuro.

En el global de la compañía, Betsson obtiene de los casinos en torno al 75% de sus ingresos, lo que supuso unos 240 millones de $ en el segundo trimestre. Este dato supone un aumento del 40% respecto al año anterior.

La subida en el casino ha sido generalizada en el sector del juego durante esos 3 meses, así como el descenso en las apuestas deportivas debido a la ausencia de eventos de primer nivel que se produjeron durante la primavera.

Esta situación produjo una bajada en las acciones de la compañía del 7%.

Visite la web de Betsson