Contenido comercial, 18+, Aplican T&C. Juega con responsabilidad

Betsson se centrará en Rizk como única marca en el Reino Unido

Los ingresos en el Reino Unido suponen el 3% del total para el grupo

Betsson
Betsson

El gigante sueco del juego Betsson hace uso de varias marcas para comercializar sus productos en los mercados. En el caso del Reino Unido hasta el momento ha contabilizado hasta 9 marcas distintas bajo las que ofertaba sus productos de entretenimiento, apuestas deportivas y casino.

Betsson Reino Unido apuesta todo por Rizk

En base a la nueva estrategia de Betsson y con el fin de que tenga un impacto positivo, los esfuerzos se centrarán en una sola marca que será Rizk y contará con todos los recursos y contenidos necesarios en Reino Unido, aunque estas otras marcas se mantendrán en la cartera del Grupo Betsson para ser utilizadas en otros mercados, con lo que no será necesario amortizar el fondo de comercio o la marca registrada.

Con esta iniciativa se pretende aumentar la eficiencia en el negocio en Reino Unido y se permitirá reajustar los recursos de cara a un crecimiento rentable en otros mercados.

Betsson no tiene tanta presencia en UK

Reino Unido no es uno de los territorios favoritos de Betsson, donde mantiene una porción pequeña del mercado en comparación con otras compañías de origen británico más arraigadas en el territorio y con mayor presencia como Betfair o William Hill.

Los ingresos obtenidos en Reino Unido suponen el 3% del total del grupo. Además se trata de un mercado que si bien hace unos años era de los más rentables del mundo, hoy en día las cosas se han complicado para los operadores del sector ya que a nivel regulatorio ha experimentado una serie de cambios en una orientación bastante más restrictiva, que obliga entre otros requisitos a realizar importantes inversiones en tecnología, y a adaptar las campañas publicitarias a las nuevas especificaciones.

Adaptación a las nuevas licencias en Reino Unido

A raíz de que hayan cambiado las normas, las licencias han sido sometidas a una revisión por parte de la Comisión de Juego de Reino Unido. De las 4 licencias que estaba utilizando el grupo, 3 han sido devueltas y 1 está siendo estudiada.

Las 8 marcas bajo las que Betsson operaba en Reino Unido contaban con alguna de las licencias que han tenido que pasar a inspección, con lo que se ha optado por cerrar sus servicios y no aceptar ni nuevos ingresos ni jugadas como apuestas deportivas.

Los clientes que se hayan visto en esta tesitura legal son los únicos que se han beneficiado, ya que los saldos que tuviesen en las páginas web les han sido reembolsados y las apuestas que quedasen pendientes se les han saldado como ganadoras.
Es una manera de dejar una buena imagen entre sus clientes mientras se ven en ese umbral de no poder jugar, al menos de manera eventual hasta que se normalice la situación y se regularicen las licencias.