18+ | Publicidad | Aplican Términos y Condiciones | Juega con responsabilidad

Casas de apuestas

Betsson recibe advertencia pero evita la sanción por un caso de violaciones del mercado en Suecia

Betsson reconoció que efectivamente ofreció apuestas relacionadas con violaciones de las reglas

Pablo Ruiz   16. noviembre 2021
Bandera de Suecia flameando con el cielo de fondo ©imago images / McPHOTO, 27.10.2021

El operador de juego Betsson ha recibido una advertencia por parte regulador sueco Spelinspektionen por una violación de las reglas en su oferta de apuestas deportivas, debido a un conjunto de medidas contra el amaño que entraron en vigor el año pasado y por las que se prohíben las apuestas que tengan que ver con la infracción de normas. 

El 25 de mayo de 2021, Spelinspektionen recibió un aviso de que Betsson había ofertado apuestas relacionadas con violaciones de las reglas para un partido de fútbol entre Malmö FF y Elfsborg de la liga de Suecia, la Allsvenskan. El regulador no mencionó a qué tipo de violaciones de las reglas se podrían realizar apuestas. 

La nueva normativa sueca no permite apuestas sobre sucesos relacionados con las sanciones

Según el conjunto de regulaciones introducidas en 2020 y diseñadas para evitar el amaño de partidos, los operadores suecos no pueden ofrecer apuestas sobre violaciones de las reglas, incluidas las tarjetas amarillas o las sanciones en el fútbol. Estas reglas fueron controvertidas cuando se introdujeron, y la asociación de operadores Branschföreningen för Onlinespel (BOS) argumentó que el cambio estaba efectivamente despenalizando el amaño de partidos.  

Betsson reconoció que efectivamente ofreció apuestas relacionadas con violaciones de las reglas. Sin embargo, argumentó que esto solo se ofreció como parte de una apuesta combinada que había sido creada por un proveedor externo. 

El suceso formaba parte de una apuesta combinada

El operador argumentó que las apuestas en cuestión no deberían guardar relación con la prohibición de infringir las reglas, ya que el hecho de que se ofrecieran como una apuesta combinada junto con los mercados legales significaba que no podrían ser objeto de acciones que supusiesen apuestas amañadas. 

Betsson agregó par restarle importancia que solo se habían realizado 30 apuestas en estos mercados, por un total combinado de 3.000 coronas. Estas 30 apuestas se declararon nulas y los importes jugados se devolvieron a los usuarios. 

Además, dijo que una vez que se tuvo conocimiento de que se habían ofrecido estos mercados, se aseguró de que el proveedor externo tomara medidas para evitar apuestas similares en el futuro. Como resultado, afirmó Betsson, ahora se cuenta con tecnología que puede evitar que este tipo de apuestas se ofrezcan en Suecia. 

Spelinspektionen, sin embargo, señaló que los mercados ofrecidos todavía estaban en contra de sus reglas de amaño de partidos. El organismo señaló que era digno de mención que Betsson no considerase las apuestas sobre violaciones de las reglas para infringir las regulaciones si se ofrecían en una apuesta combinada, ya que dijo que no contempla diferencia alguna por esta circunstancia. 

El hecho de que Betsson no creyera que las apuestas fueran un incumplimiento de las regulaciones, dijo Spelinspektionen, se considera un factor agravante al considerar qué medidas tomar. 

El organismo regulador sueco decidió tan sólo advertir

Sin embargo, consideró los bajos niveles de rotación en estos mercados como un factor atenuante, como lo fue el hecho de que las apuestas se anularon y los pasos tomados posteriormente por Betsson en la dirección correcta para evitar que esto vuelva a suceder. 

Añadió que el hecho de que el partido en cuestión pudiera considerarse de un nivel relativamente alto también era un factor atenuante, ya que esto hacía menos probable el supuesto amaño del encuentro. 

Como resultado de estos factores atenuantes, Spelinspektionen optó solo por advertir a Betsson. 

Betsson se había enfrentado previamente a Spelinspektionen en 2020, cuando el regulador alegó que la venta de cupones de Betsson en Pressbyrån y 7-Eleven constituía la provisión de juegos a través de agentes de juego no registrados. Como resultado de esta situación, emitió una advertencia y una multa de 20 millones de coronas. 

Sin embargo, el 14 de junio de 2021, un tribunal de apelaciones desestimó la multa, determinando que la venta de vales no constituye la venta de productos de juego, la recepción de apuestas o la mediación de ganancias. 

Más tarde ese mes, Spelinspektionen anunció que no apelaría la decisión en un tribunal superior.