18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

Casas de apuestas

“Balance”, la estrategia de William Hill para el regreso al trabajo

El primer objetivo afirma Skinner, fue garantizar la seguridad de los empleados

Pablo Ruiz   17. julio 2021
Imagen conceptual de trabajo en casa ©imago images / Cavan Images, 26.11.2020

La casa de apuestas William Hill ha tenido que hacer frente como tantas otras empresas a restricciones de todo tipo en los últimos 16 meses, aplicando medidas e innovando para salir adelante.

Ahora sostiene el desafío de mantener un equilibrio positivo entre la seguridad en el lugar de trabajo y la eficiencia empresarial, lo que ha puesto a prueba la capacidad de los equipos de liderazgo. Para ello ha desarrollado la estrategia “balance” con el fin de integrar los distintos elementos asociados al trabajador como su bienestar, seguridad y compromiso con la compañía.

Una estrategia para mejorar la seguridad y situación de los trabajadores

En declaraciones a SBCNews, el director de personal de William Hill, Mark Skinner, estuvo exponiendo sobre el Proyecto de equilibrio de la empresa, una estrategia de trabajo híbrida basada en la perspectiva de los empleados, con el objetivo de crear un entorno de oficina seguro y flexible.

Comentaba que la estrategia general de personal es lograr que personas con cualidades pretendan unirse a William Hill y les encante quedarse en la empresa.

Esto es lo que considera como ambición de personas, un concepto basado en tres pilares fundamentales: Equilibrio en un entorno de trabajo híbrido; Pertenencia basada en la diversidad y la inclusión; y Construcción para sacar adelante el talento personal de cada uno.

Pero especialmente destaca la importancia de la comunicación con los empleados, saber cómo se sienten y qué necesitan en cada momento.

Entendimiento y flexibilidad con cada miembro de William Hill

Skinner afirmaba que se pretende brindar a los trabajadores la posibilidad de elegir cómo quieren dedicar su tiempo. Los empleados pueden trabajar desde casa hasta el 80% del tiempo, y en cuanto al trabajo presencial pueden elegir cuándo entran a la oficina.

La seguridad, primordial en esta situación

El primer objetivo afirma Skinner, fue garantizar la seguridad de los empleados y hacer que se sintieran seguros al regresar a su puesto de trabajo.

Otro factor que tuvo que tratar fue el asegurarse de que los miembros de la empresa mantenían su vínculo con la misma y pudiesen sentir su oficina como su casa, además de sostener charlas con sus otros compañeros.

Reconoce además el cambio experimentado y el desafío que supone conectar que algunos se encuentren en la propia oficina mientras que otros trabajen desde sus casas.