Apuestas cruzadas para principiantes en Betfair

Betfair
Betfair

Como es sabido, las apuestas cruzadas ya están funcionando nuevamente en España desde el año pasado (las habían quitado en 2012) y, como no podía ser de otra manera, Betfair es la casa de apuestas que domina el mercado en ese sentido.

Para comenzar, vamos a dejar en claro qué son las también denominadas apuestas de intercambio. En primer lugar, las casas que trabajan con este tipo de apuestas ofician de agente intermediario entre los diferentes apostantes que precisamente apuestan entre sí. De ese modo, el mercado se nivela entre quienes van por los favoritos y aquellos que se la juegan por la posibilidad de una sorpresa.

La ganancia de los operadores con las apuestas cruzadas está en las comisiones que cobran de cada jugada ganadora, marcando una clara diferencia con relación al funcionamiento de las apuestas convencionales. Como mencionamos más arriba, Betfair es la compañía número uno en esta modalidad.

Una de las ventajas principales de las apuestas de intercambio tiene que ver con sus posibles beneficios, generalmente mayores a los que ofrece el común de las casas de apuestas. Esto responde a que la apuesta se realiza contra otro usuario y no contra la casa, factor que contribuye con cuotas visiblemente mejoradas.

Otro punto alto está vinculado con las apuestas en vivo, segmento en el que las apuestas cruzadas también se imponen ante las tradicionales en lo que refiere a cuotas. Basta con hacer la comparación entre dos casas distintas para comprobarlo.

Finalmente, entre las ventajas vale mencionar que no existe ningún límite para apostar. Esto significa que los apostantes pueden poner en juego todo el dinero que quieran, algo que fuera del mundillo de las apuestas de intercambio resulta imposible.

Por supuesto que también existen desventajas en esta clase de apuestas. Una de ellas está constituida estrictamente por la comisión que las casas cobran a los ganadores, la cual oscila entre el 2% y el 5%.

De cualquier modo, es probable que el problema más importante sea el de la liquidez. Para que haya liquidez y las cuotas sean competitivas es imprescindible que se dé el mayor movimiento de jugadores posible. La ecuación es muy simple: si un evento no tiene interesados, no se puede apostar. Esto suele ocurrir sobre todo con deportes poco populares, así que los amantes del fútbol y el tenis, por ejemplo, no deberían tener inconvenientes al respecto. A propósito, habrá que esperar que algún día la liquidez internacional permita que usuarios de todo el mundo puedan apostar entre ellos.

En la actualidad, Betfair ofrece apuestas de intercambio en fútbol, tenis, baloncesto, balonmano, fútbol americano, golf, voleibol y snooker. La casa de apuestas por excelencia en la materia brinda un sólido espacio destinado a las apuestas live y la alternativa del ‘Cash Out’, la cual permite retirar las ganancias o recortar las pérdidas en cualquier momento.

Para finalizar, cabe recomendar orden, cautela y responsabilidad a los principiantes, ya que se trata de una modalidad que destaca por su alto grado de actividad, fundamentalmente en Betfair, algo que puede ir en contra de la disciplina del apostante; sobre todo, en los más novatos.