Apuestas con hándicap: explicación detallada con ejemplos (1)

Consejos de apuestas

Las apuestas con hándicap conforman un mercado muy atractivo y cada vez más frecuentado por los apostantes. En los casos que un evento tiene a un equipo o deportista que, en los papeles, es muy superior al rival, las casas de apuestas ofrecen diferentes variantes que además suelen ser muy rentables. En este mercado, el operador otorga una ventaja al que supuestamente es más débil de los dos y la misma se toma en cuenta al final, agregándose al marcador real para llegar al resultado final. La otra forma consiste en hacerle una resta virtual al favorito, ya sea de goles en un equipo de fútbol o de puntos en un jugador de tenis. A continuación observaremos distintos ejemplos.

Apuestas Hándicap asiático: algunos ejemplos

El objetivo de las casas de apuestas con el hándicap radica en equilibrar el hipotético nivel de los protagonistas. Pese a que se trata de un término muy vinculado con deportes como el golf o la hípica, vamos a hacer foco en el fútbol por ser lo más popular en la actualidad. Igualmente, más adelante veremos que las apuestas con hándicap tienen un alcance mucho más masivo del que podríamos imaginar. Supongamos entonces que el Real Madrid recibe al Deportivo La Coruña y la victoria merengue paga apenas 1.12, una cuota demasiado poco provechosa. La situación se presenta altamente propicia para buscar otro mercado que nos permita obtener mayores beneficios, así que decidimos probar una apuesta con hándicap.

Artículo de apuestas de hándicap asiático en otros deportes 2

¿Quieres saber más sobre las apuestas con hándicap?
¡Date una vuelta por nuestra Guía de Apuestas!

Las opciones básicas pasarán por jugarle al Real Madrid (-3) o (-2). Esto significa que, para nuestra apuesta, el partido empieza 0-3 o 0-2 a favor de La Coruña. En el primer caso, la cuota es de 2.75, mucho más interesante que la mencionada en el párrafo anterior, aunque claro, para ganar necesitaríamos una goleada del equipo blanco (4 goles de diferencia o más). Si no estamos convencidos podemos ir a la inversa y confiar en el Dépor, otorgándole un (+3) previo. En este caso, la cuota bajará un poco (1.83) pero seguirá siendo más beneficiosa que la de 1.12: si el Madrid gana por uno o por dos goles, nuestra apuesta resultará victoriosa; si lo hace por 3 o más, perderemos. El punto es sencillo: en el primer ejemplo debemos tomar el resultado final y restarle tres goles al Real Madrid, mientras que en el segundo hay que agregarle tres a La Coruña.

Más ejemplos de Apuestas  de Hándicap asiático

Vale remarcar que las apuestas con hándicap están lejos de limitarse a los partidos en los que existe un claro favorito. Analicemos otro ejemplo, concretamente un choque entre Málaga (local) y Girona (visitante). Las casas de apuestas ponen a los andaluces como leves favoritos previos y, si bien las cuotas en el mercado 1X2 en este caso sí son rentables (2.45 por el Málaga y 3.00 por el Girona), también es posible apostar al resultado con hándicap. En un partido de este tipo, las cuotas correspondientes al resultado con hándicap muy probablemente se dispararán mucho más que en el ejemplo del apartado anterior.

En este ejemplo real, una casa de apuestas ofrece 5.00 euros por la selección “Málaga (-1)” y apenas 1.57 por “Girona (+1)”. Esto denota que el Málaga es favorito a ganar el partido pero, para este operador, difícilmente lo haga por más de un gol de diferencia. Sin embargo, la alternativa del empate está considerada muy factible. Nos damos cuenta de esto último por la citada cuota de 1.57: si le jugamos una ficha al Girona (+1) nos bastará la igualdad para acertar nuestra apuesta. En el mercado ‘Resultado con hándicap’, la misma casa de apuestas agrega otras opciones tan bien pagas como improbables: Málaga -3 (19.00), Málaga -2 (12.00) y Girona -2 (15.00), entre otras.

Consejos básicos en las Apuestas Hándicap asiático:

Las apuestas con hándicap tienen sus secretos como cualquier otro mercado. Lo primero que debes saber es que, por más entretenidas que resulten en muchas ocasiones, no siempre es un momento propicio para las apuestas con hándicap. La situación ideal es la de un evento con cuotas muy desniveladas, pero no debemos perder de vista que las apuestas 100% seguras no existen. Esto es importante pensando en una apuesta con hándicap, ya que esa equivocada creencia lleva muchas veces a confiar demasiado en el gran favorito. Por ejemplo, el Real Madrid no le va a ganar 6-0 al Levante cada vez que se enfrenten ni Rafael Nadal aplastará siempre al número 100 del ranking. El factor sorpresa está constantemente en el aire y puede arruinarnos hasta la jugada más fiable.

¡Cuidado con el hándicap asiático!
Antes de meterte en ese terreno, suma experiencia con el hándicap europeo.

Por otro lado, cuando inicies tu camino en las apuestas con hándicap te toparás enseguida con el hándicap asiático, una variante del hándicap tradicional (europeo) que puede ser un poco más compleja pero también es algo más interesante (se anula la validez del empate, por ejemplo). Te recomendamos que comiences con el hándicap europeo y te tomes un tiempo de aprendizaje antes de incursionar en el asiático. Del mismo modo, deberías empezar con partidos en los que haya un amplio favorito y evitar aquellos que, en la previa, cuentan con altas probabilidades de empate.

Como en cualquier apuesta, te sugerimos que inviertas tiempo en investigar e informarte. En las apuestas con hándicap, las estadísticas tienen un protagonismo incluso superior a otros contextos. Porque, por ejemplo, si nos la jugamos por un Real Madrid -3 o un Barcelona -3 necesitaremos una goleada y, con ello, la presencia de los mejores hombres de uno y otro en cancha. La cuestión en definitiva es prevenir, ya que si estamos esperando un triunfo del Barça por más de 3 goles de diferencia y una hora antes del partido nos enteramos que no juegan Lionel Messi ni Luis Suárez, nos encontraremos ante un problema que habría sido evitable.

Recuerda Juega con responsabilidad.