18+ | Publicidad | Aplican T&C | Juega con responsabilidad

Aplicar exitosamente el Sistema de Paroli en partidos de Barcelona y Real Madrid

Hace un par de días analizamos la Martingala, orientándola en este caso a las apuestas de fútbol. Por ello es buen momento para estudiar lo que bien podría ser su antítesis. La referencia es para el Sistema de Paroli, que de hecho en muchos casos es mencionado como ‘Anti-Martingala’. Y bien ganado tiene ese mote, ya que consiste en incrementar el monto apostado al ganar y regresar al importe fijo inicial después de perder; lo que se conoce como un sistema de progresión positiva. Esto hace que se trate de una estrategia muy adaptable a cuotas bajas, así como a toda apuesta en la que -a priori- contemos con grandes posibilidades de acertar.

Barcelona y Real Madrid, candidatos ideales

Las ganancias con el Sistema de Paroli responden fundamentalmente a las rachas positivas, con lo cual para ponerlo en práctica necesitamos ciertas garantías. En principio, como se indica en el subtítulo, los partidos que juegan el Barcelona y el Real Madrid se presentan como escenarios muy propicios, dado que estos equipos son casi siempre amplios favoritos previos y de antemano se sabe que ganarán mucho más de lo que perderán.

Y aquí vamos al tema del riesgo. Dijimos que con la Martingala se corren demasiados riesgos, todo lo contrario a lo que sucede con el Sistema de Paroli. El punto está en que se apuestan de manera constante las ganancias obtenidas en la jugada anterior. Esto significa que, a diferencia de la Martingala, no es necesario tener un bankroll súper cargado al comenzar. En definitiva, al perder volveremos empezar y lo haremos apostando el monto mínimo. Por supuesto que cada apostante tiene que estipular sus límites y agudizar el sentido del oportunismo para saber por cuánto tiempo debe extenderse un ciclo.

Tanto Barcelona como Real Madrid son actualmente dos equipos que se ajustan muy bien para utilizar el Sistema de Paroli. Sus triunfos suelen pagar muy poco y al estimar la probabilidad de sus éxitos es habitual desembarcar en porcentajes muy altos. Paralelamente, conforman una alternativa ideal si tomamos en cuenta que necesitamos rachas positivas que se extiendan lo más posible en el tiempo. Si observamos las últimas temporadas de culés y merengues veremos que, en general, ganan la mayoría de los juegos que disputan.

El tema de las cuotas

Si bien está claro que las cuotas siempre son importantes al momento de apostar, al tratarse de una estrategia conveniente para desarrollar con cuotas bajas, la diferencia está en los pequeños detalles. En estos casos se puede recomendar el registro en más de una casa de apuestas. De esa forma será posible comparar y aprovechar los leves contrastes que exhiben las cuotas de los operadores más reconocidos entre sí.

Ya que hacemos alusión a las cuotas, veamos un ejemplo de la aplicación del Sistema de Paroli. Supongamos que empezamos jugándole 3 euros a la victoria del Barcelona como visitante del Villarreal, cuya cuota es de 1.44 euros por cada euro apostado. Si acertamos obtendremos un total de 4.32 euros y una ganancia de 1.32.

En esa instancia se puede optar por poner en juego ese total o bien apostar solamente la ganancia en el siguiente partido del Barça. En este sentido y aunque en los papeles el objetivo es lograr tres triunfos seguidos duplicando la apuesta después de cada acierto, cabe destacar que uno de los aspectos más interesantes de esta estrategia radica justamente en que no hay nada impuesto previamente: el apostante puede decidir la forma y el momento de aumentar el stake, según le sea más conveniente y oportuno. A su vez, es bueno remarcar que la racha de tres victorias en fila sirve para saldar las pérdidas acumuladas anteriormente.

Un sistema que exige paciencia

Ya hemos mencionado en reiteradas ocasiones cuáles son las virtudes de un buen apostante, sobre todo en lo que refiere al aspecto emocional y a la manera de reaccionar ante cada situación. A propósito de ello, el Sistema de Paroli les calza justo a aquellos jugadores más prudentes, conservadores, fríos y pacientes. Se empieza de a poco y las ganancias deben ser proyectadas a largo plazo; apurarse y dejarse llevar por la ansiedad puede derivar sin escalas en la bancarrota.

El hecho de utilizar esta estrategia con los partidos del Barcelona y el Real Madrid es asimismo una doble exigencia de calma y serenidad. Porque en muchos casos encontraremos que las cuotas son excesivamente bajas, algo que -como sabemos- potencia los riesgos y disminuye los posibles beneficios.

Lo cierto es que todos los sistemas presentan matices negativos, más allá de que se trate de un asunto por demás subjetivo y personal. Pese a esto y en oposición con la Martingala, Paroli es una opción más que interesante para novatos y apostantes con poca experiencia. Básicamente porque les demandará frialdad y tranquilidad, y les ayudará a contrarrestar cualquier impulso osado por demás que pudiera surgirles en el afán de sacar provecho económico rápidamente. A partir de esto, vale dejar bien en claro que el Sistema de Paroli no fue diseñado para hacerse millonario en una corazonada ni mucho menos. Los jugadores más ordenados, metódicos y constantes son los que a fin de cuentas cosecharán sus frutos.