Andalucía es la comunidad que menos gasta en apuestas

Casas de apuestas

Los locales de apuestas llevan apenas unos años entre nosotros y han irrumpido en los distintos territorios que componen España de manera desigual. A nivel legislativo cada Comunidad Autónoma ha elaborado su propio marco para esta forma de ocio en la que además de apostar, los jugadores pueden en muchos casos tomarse un aperitivo o almorzar, y presenciar por televisión muchos de los partidos a los que se apuesta.
Esa distinta regulación acompañada de otros conceptos sociales como las diferencias de poder adquisitivo entre unos y otros territorios, o la costumbre de apostar, han propiciado que las cantidades por ciudadano apostadas en estos locales varíen considerablemente entre unas y otras comunidades autónomas.

La Comunidad Autónoma de Andalucía ha sido la que menos ha gastado en salones de apuestas deportivas durante al pasado año 2018. Hay que tener en cuenta que este dato corresponde únicamente a los establecimientos físicos, con lo que no considera las apuestas que los ciudadanos andaluces hayan podido realizar a través de internet.

Según un informe elaborado por la Federación de Asociaciones de Máquinas Recreativas (ANMARE), el gasto medio y anual por habitante habría sido de 3.3€. Otras Comunidades que han presentado una cifra parecida a la de los andaluces son Asturias con 3.8€ y Castilla y León con 4.5€.

País Vasco y Navarra, las que más juegan

Un dato que se aprecia muy inferior al que presentan otras regiones españolas como País Vasco y Navarra con 27.1€ y 26€ respectivamente, que se sitúan a la cabeza de la tabla del gasto y que suponen en torno a un 800% más que Andalucía.

La diferencia es más que significativa y podría verse relacionada con los salarios notablemente mayores que se dan en estas regiones y la costumbre de alternar en bares, que en cierto modo deriva en mayor público para los locales de apuestas deportivas.