Tipos de apuestas en eSports

Tipos de apuestas en eSports
Los eSports son muy diferentes unos de otros ya que unos son de combate, otros de estrategia en tiempo real y otros deportivos, además de otros géneros. Pero todos ellos guardan una cosa en común, que es que en una partida se producen una serie de acciones distintas.

Las casas de apuestas conscientes de esto, no sólo ofrecen apuestas a qué equipo o jugador se llevará la victoria, sino que tal y como sucede en deportes como fútbol, baloncesto o tenis, también permiten apostar a otras acciones que se dan en el transcurso de un partido.

Vamos a conocer en qué consisten las principales apuestas a los eSports.

  • Ganador final: La apuesta a ganador final tiene por objeto pronosticar qué equipo o jugador va a ganar el torneo, campeonato, liga o competición en cuestión. Es similar a las apuestas en fútbol que conciernen a qué equipo ganará La Liga, el Mundial o la Champions League.

    Se trata de una apuesta a largo plazo en la que las casas presentan la lista de candidatos con las cuotas asignadas a cada uno, cuotas cuyo valor es inversamente proporcional a la probabilidad de victoria del equipo o jugador.

    Cuando se tiene intención de apostar a ganador final por uno de los favoritos, es conveniente hacerlo cuanto antes, a poder ser antes del inicio del campeonato. El motivo es que la cuota será mayor cuantos más rivales mantengan sus opciones, y menor cuanto más avanzado esté el torneo y se reduzcan las opciones, por ejemplo la cuota por un favorito siempre va a ser mayor en la fase de grupos que en los play off finales.

  • Primera Sangre: La apuesta a Primera Sangre es común en juegos de estrategia como League of Legends o DOTA 2, que tendría su equivalente en Counter Strike a Primera Baja.
    Consiste en pronosticar qué equipo o qué jugador será el primero en matar a una unidad del enemigo, que en el caso de League of Legends sería a un campeón. El favorito en esta apuesta casi siempre va a coincidir con el favorito a ganar la partida, salvo en aquellos casos en los que por la estrategia diseñada o las cualidades de los rivales, pueda haber un jugador en el equipo no favorito con facilidad para ser el primero en eliminar a un oponente.

  • Primer equipo en anotar 10 asesinatos: Apuesta específica para League of Legends muy parecida a la anterior con la diferencia de que se trata de deducir qué equipo será el primero en alcanzar los 10 asesinatos. En este caso sí que el equipo favorito a esta apuesta va a ser el mismo que en la apuesta a ganador de la partida ya que si bien ser el primer equipo que acaba con un oponente es algo volátil, hacerlo con 10 rivales apenas deja lugar a la suerte.

    Respecto a los asesinatos, algunas casas de apuestas también permiten apostar por cuál será el equipo que consiga el primer asesinato triple o el primer asesinato cuádruple.

  • Ganador del encuentro: Es el tipo de apuesta más convencional y se da en todos los eSports bien sean deportivos, de estrategia en tiempo real, de combate o de cualquier otro género. Consiste en acertar qué equipo o que jugador se llevará la victoria en una partida en concreto, independientemente de cómo pueda influir el resultado en la competición que contenga la partida.
    A cada equipo se le asigna una cuota y el buen apostante tratará de encontrar la opción que mejor relación guarde entre el premio a percibir y la probabilidad de que suceda.

  • Ganador del mapa: En muchos de los eSports más destacados, las partidas de tipo competitivo son al mejor de 3 mapas o juegos, siendo un mapa el escenario sobre el que se desarrolla la acción en Counter Strike, DOTA 2, League of Legends,... Lo más habitual es que encontremos apuestas al ganador al 1º o al 2º mapa, y en algunos casos también al 3º mapa que suele ser el que sirva para desempatar la contienda. Las cuotas por los favoritos suelen ser más altas en estas apuestas ya que es más probable que a un equipo fuerte le ganen un mapa a que le ganen una partida.

  • Hándicap: En los eSports también tenemos apuestas con hándicap a distintas acciones. Lo más habitual es que el hándicap afecte al marcador de mapas, siendo la apuesta más frecuente la que aplica una ventaja o desventaja de 1.5. De este modo, apostar por el menos favorito con hándicap de 1.5 cubre además de sus propias victorias, la derrota por 2-1, y apostar por el favorito con hándicap de -1.5 sólo deja el 2-0 como resultado favorable, pero aumenta la cuota, lo que puede ser muy práctico cuando el favorito es muy superior a su rival.

  • Al mejor de 3, mejor de 5 y al mejor de 7: En los eSports a nivel competitivo es muy frecuente que se disputen varias rondas, mapas o juegos en una partida. Lo habitual es que en la fase regular los partidos se decidan al mejor de 3, y que ese número aumente en las rondas finales o de play off. Esta apuesta tiene la finalidad de pronosticar qué equipo será el mejor en el número concreto de rondas que se indiquen.

  • Equipo vs. el resto: Esta apuesta la podemos ver en otros deportes que no tienen que ver con los eSports y se basa en apostar por la victoria o bien de un equipo en concreto o bien de todos los demás juntos. Las casas de apuestas ofrecen esta apuesta normalmente cuando un equipo es muy favorito para ganar un torneo y con el fin de equilibrar la apuesta se asigna una cuota a la suma de probabilidades que tienen de ganar el resto de equipos participantes.