Introducción a las apuestas de la NBA (baloncesto) - Parte 1

escrito por Adrián
La NBA es uno de los mercados más complicados que hay en el mundo de las apuestas, o eso dicen. En parte estoy de acuerdo con ello, muchos partidos, muchas variables, muchos viajes, muchos jugadores, muchas cosas a tener en cuenta… y muchas personas que se dedican a apostar a la NBA. Y nosotros nos preguntamos, ¿porqué sucede esto?.

En teoría un mercado difícil debería ser dejado de lado por los apostantes para dedicarse a otros más fáciles, pero parece que esto no es así. El motivo... si algo es difícil para los apostantes que son responsables únicamente de su bankroll, más difícil aún es para los oddsmakers, de cuyo trabajo depende el dinero que se mueve en una apuesta y hacia dónde lo hace (y podemos estar hablando de muchísimo dinero). Y a mayor dificultad, hay más posibilidades de que pongan mal las cuotas, es decir, más posibilidades de encontrar valor.

El caso es que en la NBA hay muchas variables que influyen, no es el tipo de liga europea a la que estamos acostumbrados en el que las jornadas se configuran de forma regular y los equipos se enfrentan las mismas veces entre ellos, sino todo lo contrario. Un equipo puede jugar 10 partidos seguidos fuera de casa y otros tantos en casa.

La NBA la forman 30 equipos, divididos en dos conferencias; la conferencia este y la conferencia oeste. En cada una hay 15 equipos. Tras una fase regular de 82 partidos en los que cada equipo juega 2 veces contra cada equipo de la conferencia opuesta (uno en casa y otro fuera) y el resto de partidos contra equipos de su misma conferencia (aunque no los mismos contra cada equipo, pueden ser 3 veces o 4 veces ante cada rival) se llegan a los Play-Off’s o lucha por el título. De los 82 partidos de liga regular, 41 son en casa y 41 fuera.

En los Play-Off’s entran los 8 mejores de cada conferencia y, al igual que en la lucha por el título de ligas europeas, el 1º juega contra el 8º, el 2º contra el 7º y así sucesivamente. En cada conferencia se elaboran los cuadros de Play-Off y sale un ganador al mejor de 7 partidos en cada parte, es decir, pasa el primero que gane 4. El ganador de la conferencia este jugará contra el campeón de la conferencia oeste la final de la NBA.

Existen lo que se llaman giras, que son periodos de tiempo (que pueden llegar a ser 2 semanas y media) en los que el equipo está de viaje por la conferencia a la que no pertenece para jugar muchos partidos seguidos fuera de casa y así cumplir con los partidos fuera de casa de la otra conferencia. En estos viajes los partidos son continuos y se pueden llegar a jugar 5 partidos en una semana. Por ejemplo, cuando los Lakers ficharon a Gasol, los Lakers estaban de gira por el este. Si nos fijamos en el calendario que tenían en esas fechas, veremos que estuvieron mucho tiempo sin pasar por Los Angeles.

En la NBA las apuestas más interesantes suelen encontrarse en la línea de hándicap, no en la Money Line (apuestas a ganador) donde arriesgamos más, no objetivamente en cuanto a cuotas y posibilidad, pero sí en cuanto a que un resultado ajustado nos puede estropear una ML cuando el hándicap hubiese sido una gran apuesta.

En las siguientes partes iré destripando las “curiosas” características de la NBA en cuanto a las apuestas, para que deje de parecer un mercado tan difícil. Que lo es.



más artículos de Adrián

más artículos