Apostar por el equipo que va ganando

estrategia de Miguel
Apostar por el equipo que va ganando - estrategia de Miguel
Bueno esta estrategia la utilizo muy a menudo en casas de apuestas con partidos de fútbol “live” y consiste en apostar por el equipo que va ganando de 1 gol al descanso en partidos igualados, no conviene apostar en contra de equipos con mucho favoritismo porque estos equipos suelen resolver muchos partidos en las segundas partes cuando los rivales pierden eficacia por falta de calidad o cansancio, tampoco es recomendable ir en contra del equipo local ya que el aliento de su público y el conocimiento del terreno, así como lo habitual de jugar en casa puede dar resultados milagrosos con el paso de los minutos.

Evidentemente tenemos que mirar que la cuota no sea irrisoria y merezca la pena entrar en la apuesta, ya que con cuotas inferiores a 1,30 no merece la pena.

En cuanto al stake a aplicar depende del saldo que disponga cada uno, yo recomendaría utilizar como medida estándar un stake 3/10 y como digo estudiando bien cada partido, viendo las trayectorias de ambos equipos que no hayan grandes desequilibrios entre ellos y darle también un vistazo a los bagajes de partidos jugados individualmente tanto de locales, como de visitantes, no vaya a ser que jueguen de maravilla en casa y fuera no hagan ni sombra, durante el partido podéis echar una ojeada a los corners y así ver quién está dominando más.

Pues nada teniendo en cuenta todas estas cosas y resumiendo se trata de apostar generalmente a la victoria del equipo local sin empate en partidos muy igualados, desechando cuando juegan contra equipos grandes, cuando venzan en el descanso de un gol y la cuota no sea inferior a 1,30 y en un altísimo porcentaje de ocasiones te llevas la apuesta o te devuelven lo apostado, ya digo que respetando todo lo dicho es bastante difícil perder dinero con este procedimiento porque son muy contadas las veces que un equipo le da la vuelta al marcador ya en el segundo tiempo jugando fuera de casa, sino es muy superior a su adversario.







MIGUEL MERCHÁN