Luchar contra nuestro mayor enemigo

estrategia de Miguel
Luchar contra nuestro mayor enemigo - estrategia de Miguel
Las reglas, los tipos de apuestas, las muchas estrategias, las estadisticas de mil páginas las doy por sabidas, estudiadas y analizadas con la importancia que merecen, pero hay cosas que no se aprenden de un manual o un foro: librarnos de nuestro mayor enemigo.

¿Las casas de apuestas? ¿Las combinadas? ¿Ese arbitro que expulsa a un jugador del equipo al que habiamos metido dinero? ¿Esos dos tiros al palo que truncan un over? NO, ni mucho menos, eso es suerte, no se puede preveer, lo que si se puede preveer es luchar contra nosotros mismos, nuestra falta de frialdad en el momento que el cerebro se nubla y el bolsilla toma la batuta en busca de una quimera, el dinero fácil. Ahora yo, alguien que cometió esos errores en sus comienzos os voy a explicar unos pequeños trucos y consejos para no desperdiciar nuestro bankroll:

Llevar un control de nuestras apuestas con la ayuda de un post en un foro o de un blog. Esto evita la inutil intentona de sacar pasta en lives estúpidos del que solo sabemos que el mejor es el que menos cuota tiene. Además se fomentará el autocontrol derivado de no querer quedar mal y en verguenza con el resto de tipsters, lo que nos obligará a analizar y razonar nuestra apuesta. Este control de las apuestas propiciará la asignación de stakes (probabilidad que damos a una apuesta y que va ligado con el dinero que apostamos). Esto nos ayudará a no hacer la locura de los All In a cuotas enanas. No apostar en LIVES de eventos que no dominamos o que no estamos siguiendo. Las cuotas se incrementan o descienden de forma predeterminada, por lo tanto objetiva, el ver el evento deportivo nos proporciona esa vista subjetiva del evento. En ocasiones, no metemos, por miedo o desconfianza, dinero a determinadas apuestas, que luego terminan saliendo y entonamos el ya sabido ''si hubiera apostado...'', pero está bien hecho, no hay que apostar salvo que tengamos todo a nuestro favor, incluso una corazonada es motivo para no apostar, porque la mayoría de las veces sale de forma negativa, aunque claro, ahí entonamos el ''que listo soy...''. No intentar recuperar el dinero perdido en una apuesta ni en un día, vuelvo al tema de la frialdad, a todos nos enrrabieta tener una bajada de bankroll increible pero estos momentos de un ''todo o nada'' son los preferidos de las bookies. Sigamos apostando normal, de forma precabida y si por mala suerte perdemos todo, nos tomamos un descanso, esto nos hace reflexionar y analizar desde fuera nuestros errores y evitar ese fantasma de la ludopatía. Con estos consejos os quiero dar a conocer algunos de mis defectos y de los de muchos apostantes, si seguimos estos consejos podremos gestionar mejor nuestro bankroll, y si hay suerte, factor DETERMINANTE, podremos ganarnos unas perrillas.