Paciencia para encontrar buenas apuestas

estrategia de Adrián
Paciencia para encontrar buenas apuestas - estrategia de Adrian
El arte de NO apostar.

Es de sobra conocido -y si no ya os lo digo yo- que una de las causas más frecuentes de pérdidas de dinero en las casas de apuestas, es el exceso de las mismas.

Si ya que estoy meto un poco más el dedo en la llaga, os confesaré que este exceso de apuestas del que sufren muchos apostantes viene dado por el poco autocontrol al que se someten los jugadores y pueden ser producidos por dos motivos que forman una gran antítesis entre sí:

Bien por rachas positivas en las que cada vez se apuesta más dinero, o bien en rachas negativas en las que recuperar bankroll a marchas forzadas se convierte en el objetivo primordial, en la mayoría de los casos llevándonos a la ruina desde cualquiera de los dos puntos extremos, euforia y depresión.

En el primer caso, un estado de euforia creciente hace que cada vez aumentemos más y más el stake de nuestros pronósticos pensando que es fácil acertar y aplicando la lógica aplastante de que cuanto mayor sea la cantidad arriesgada, mayor será el beneficio a recoger. Siempre llega un momento de malas rachas, y dicen los psicólogos que nuestra mente subconsciente aplica mucho el dicho popular "quien siembra vientos recoge tempestades", que aplicado a las apuestas me refiero a que si has sufrido euforia excesiva, vas a necesitar de ella cuando empieces a perder y vas a crear una ansiedad por ganar que no tenías antes. Resultado, apostar sin control hasta arruinarse.

En el segundo caso la cosa está más clara, comienzas a apostar con la ilusión de ganar, y mientras imaginas como será tu nuevo coche -que comprarás con los beneficios de los picks, claro está- te das cuenta de que tu bankroll ha disminuido considerablemente. Ahora los objetivos cambian, hay que empezar de cero otra vez. Pero claro, ¿como voy a empezar de cero si estoy en números negativos?. Bah, eso tiene respuesta fácil, tengo que ganar tanta cantidad como he perdido, pero además que sea rápido. Este planteamiento no está mal del todo y lo llevamos a la práctica... pero, nos vamos a la ruina. ¿Qué ha pasado?... que hemos intentado recuperar demasiado rápido con apuestas malas de expectativa negativa y que nos lleva al desastre total.

Para los que hayáis llegado hasta aquí, supongo que sacareis la conclusión de que la paciencia para encontrar buenas apuestas es algo clave a la hora de recoger beneficios.