La estadística para apuestas y las rachas

escrito por Adrián
La estadística para apuestas y las rachas
Podemos llamar a la estadística como el resumen numérico de todos aquellos factores que son contabilizables y que tenemos a la hora de valorar una apuesta. A pesar de lo que pueda parecer, la estadística no nos dice nada respecto a los pronósticos.

El motivo de esta afirmación es que la estadística es objetiva, pública y gratuita, o dicho de otra manera, que en ese sentido estamos en igualdad de condiciones con los oddsmakers, por lo que por ese camino no podremos sacarles ventaja. Claro que la estadística tiene múltiples interpretaciones, pero aún así es muy difícil sacar valor.

Infórmese con los últimos resultados de fútbol

La estadística no lo es todo, ni tan siquiera es importante. Los factores que dan valor a un pronóstico suelen ser subjetivos, difíciles de adivinar y de conseguir allá donde un tipster puede llegar y un oddsmaker sin embargo no. No necesariamente porque su capacidad pronosticadora se lo impida, sino porque una opinión a la hora de poner las cuotas le puede suponer que el dinero entrante no quede balanceado correctamente. Recordemos una vez más que el objetivo de este empleado es asegurar beneficios a su empresa independientemente del resultado final.

Hay que tener claro que la estadística no es más que un dato histórico. Es decir, que los siguientes eventos no están reflejados en ella ni los guarismos tienen influencia sobre eventos futuros. Si la estadística determinase los siguientes sucesos no habría más que recurrir a ella y a una correcta interpretación para acertar pronósticos, y eso, a lo que algunos llamaron maná, no existe. Además de eso, la estadística valora resultados de sucesos iguales, y nunca hay dos sucesos iguales en los deportes. Ni tan siquiera dos partidos exactamente iguales entre dos equipos iguales y a la misma hora… en fin, poniendo todos los factores iguales son idénticos. Siempre habrá algo que los diferencie.

Las rachas son resultados iguales consecutivos. Solemos decir, “lleva una racha de cuatro aciertos, lleva una racha de tres aciertos y diez fallos…”. Hay un concepto que no se debe confundir entre rachas y estadísticas: Las leyes de los grandes números nos dicen que en el largo plazo la probabilidad coincide con la realidad, pero eso no quiere decir que haya sucesos imposibles. Es decir, si tiramos 10.000 veces una moneda, la posibilidad de que salgan 10.000 caras consecutivas existe. Es sumamente difícil que esto suceda, pero la posibilidad queda ahí. Llevado a números menores, que es donde quiero llegar, la gente tiende a sobreestimar las rachas. Es decir, que si un equipo lleva una racha de resultados consecutivos, cuanta más larga sea esa racha la gente estima más posibilidades de que la racha se corte cuanto más repetido sea el resultado que conlleva la racha. El problema está en donde exactamente se corta dicha racha ya que cada suceso es totalmente independiente de los anteriores, ya que estos no tienen en cuenta lo sucedido en el pasado. Conclusión, dar a la estadística su importancia, la que merece y no más, que en general es poca.



más artículos de Adrián

más artículos